Un espacio de trabajo, asesoramiento y formación para los emprendedores

Texto: David Ortuño

Fotos: Ángel Álvarez Riesco

El Talud de la Ería se fundó sobre dos pilares básicos, la colaboración con las entidades del entorno y la no duplicidad de servicios

Montar un negocio es una tarea difícil, hay muchos aspectos que tener en cuenta de tipo legal, fiscal, mercantil… Ante tantas gestiones y burocracia necesaria para fundar una empresa los emprendedores se sienten con frecuencia solos y desprotegidos aunque tengan una gran idea. El Ayuntamiento de Oviedo a través de su iniciativa Oviedo Emprende, que desarrolla el emprendimiento para adaptarlo a las necesidades actuales y a los nuevos modelos de negocio, decidió crear un espacio de apoyo al emprendedor. Para ello le encargó la tarea a la coordinadora de la organización, Mónica Velasco, en enero del 2013. En unos meses se acondicionó un espacio de propiedad municipal para disponer del Coworking Talud de la Ería, que se abrió en mayo de ese mismo año. El centro se fundó sobre dos pilares básicos, la colaboración con las entidades del entorno y la no duplicidad de servicios. El proyecto fue creciendo bajo estas premisas y ahora es como un gran cubo de rubik bien encajado en el que colaboran la Asociación de Jóvenes Empresarios de Asturias, la Asociación Empresa Mujer, el Centro Tecnológico, La Cámara de Oviedo, el Club Asturiano de Calidad, Innovasturias.org y la Universidad de Oviedo.

La actividad del Talud ha ido creciendo, hoy en día tiene 356 coworkers inscritos, 20 empresas domiciliadas y todos los días lo usan para trabajar entre 33 y 40 personas

El Talud, coordinado por Begoña Menéndez Barreiro, es un espacio de coworking donde todo aquel que tiene una idea empresarial puede usar el lugar para trabajar, domiciliar su empresa, recibir asesoramiento y formación. Todo ello de manera completamente gratuita, ya que cuenta con financiación municipal. Nada más registrarse como usuario de las instalaciones el emprendedor es recibido por un técnico que le presta toda la información inicial de recursos, subvenciones necesarias y le deriva a otro compañero en función de sus necesidades. El centro dispone de varias clases de asesoramiento. El empresarial, guía para tramitar planes de empresa. El modelaje de negocios, para validar la idea y asegurarse de que es rentable, usa metodologías ágiles, en concreto line startup que intenta minimizar el riesgo de la gente,  ayuda a saber si hay alguien en el mercado interesado en comprar el producto, si hay clientes potenciales y cuánto están dispuestos a pagar. El asesoramiento de atención tecnológica, prestado por el Centro Sat,  tiene como misión ayudar a los usuarios con herramientas online como páginas web y redes sociales. También dispone de un asesoramiento económico-financiero y de temas laborales y fiscales.

Otra parte esencial del Talud de la Ería es la formación, todos los meses hay una agenda cargada de cursos y seminarios diferentes. Hay un actividad que se repite mensualmente, debido a que es considerada fundamental por los responsables del espacio, el pack basic que consta de un día de formación dedicado a cada uno de los siguientes temas: gestión empresarial, laboral, fiscal y comercial. El espacio también sirve también como sede de celebración de eventos como el Hackaton of Gamification o el Tedx, el centro siempre se muestra abierto a albergar eventos de referencia que se realicen sin ánimo de lucro.

La actividad del Talud ha ido creciendo, hoy en día tiene 356 coworkers inscritos, 20 empresas domiciliadas y todos los días lo utilizan para trabajar entre 33 y 40 personas. Son muy solicitados los asesoramientos de lean startup con 358 usuarios y el tecnológico con cerca de 300. El reto para 2016 es traer alumnos de la ESO y 1º de Bachiller para ofrecerles un programa de formación en cultura emprendedora, de tal manera que todas las semanas hay alguna actividad. La organización ya cuenta con experiencia en la educación de menores, los dos últimos veranos ha realizado los campamentos Peque-emprende destinados a niños.

El alma del Talud son sus usuarios, los coworkers que comparten un espacio y colaboran con el objetivo de llevar a cabo una idea empresarial. Un buen ejemplo del trabajo que se realiza en el centro son los proyectos Mimuso y Codepirinha.

Historia Natalia y Belen Espacio Mascotas | Mimuso

Belén Rodríguez de Alba Prieto y Natalia Rodríguez Dopico, arquitectas.

Mimuso. Muebles para mascotas

“Pensamos que era el momento indicado tanto profesional como personal para asumir un reto que nos entusiasmaba”

1.-¿En qué consiste vuestro proyecto?

-Nuestro proyecto consiste en dotar los interiores urbanos, de mobiliario especialmente pensado para mascotas, con un diseño elegante, minimalista y con unos acabados de alta calidad. Los muebles están dotados de cama, cajones, vestidor, espacio para comederos… Todo personalizado y realizado íntegramente en España. En este sentido tenemos la suerte de contar con Luis de Carpintería Moma (Vigo), que se implicó en el proyecto desde el primer momento.

2.-¿Por qué decidisteis emprender?

-Pensamos que era el momento indicado tanto profesional como personal para asumir un reto que nos entusiasmaba. La crisis en la que aún estamos inmersos, golpeó especialmente fuerte al sector de la arquitectura y la construcción, por eso decidimos buscar una salida creativa, que el mercado estuviera demandando y en la que tuviéramos mucho que aportar.

3.-¿Qué ayuda os ofrecieron en el Talud?

-Nos asignaron un mentor lean, Juan Luis Jimeno, y empezamos a trabajar en un lienzo flexible de modelo de negocio, que fue transformándose a medida que validábamos las propuestas con los clientes potenciales. Siguiendo las indicaciones de nuestro mentor, realizamos varias maquetas hasta llegar al prototipo viable que presentamos en la Feria Espacio Mascotas, y donde pudimos validarlo con clientes y profesionales del sector. Además Roberto Bayón, se encarga de guiarnos en la implantación de las tecnologías de la comunicación y Sandra Martínez, asesora fiscal, nos está ayudando en la constitución de la empresa.

4.-¿Que mejoraríais para ayudar a los emprendedores?

-Sería estupendo que existieran más puntos de apoyo como el Talud de la Ería. Sin ellos no habríamos podido llegar hasta aquí. También serían de gran ayuda espacios Fab Lab para prototipar y compartir experiencias creativas, y más formación gratuita en materia de startups. Y por supuesto, ayuda por parte de las administraciones en cuestiones fiscales y seguridad social, ya que consideramos que es prácticamente imposible emprender actualmente en este país, si no tienes ahorros o ayuda económica por parte de la familia.

code-pirinha

Daniel Ruibal García y Pedro Ramos Díaz, Ingenieros Informáticos.

Code Pirinha. Videojuegos

“Al principio cuesta un poco emprender, te sientes un poco solo ante el peligro y aquí estás más arropado”

1.-¿En qué consiste vuestro proyecto?

-Queremos hacer videojuegos para el público, vamos a empezar por los juegos para móvil, estamos trabajando en el primero, Match2kill, del estilo de Candy Crush. Saldrá gratuitamente, dentro del modelo in app purchase las ganancias vendrán de la publicidad y de los ingresos por las ayudas que quieran hacer los jugadores. Los juegos para móviles son lo más accesible, todo el mundo tiene móvil, pero queremos dar el salto a otras plataformas posteriormenete. Tenemos claro que queremos trabajar en nuestras propias ideas, no hacer cosas por encargo.

2.-¿Por qué decidisteis emprender?

Trabajábamos en el mundo de los videojuegos pero desde otro ámbito, en una empresa de Oviedo que se dedica a los juegos educativos de formación. Salimos juntos de allí a principios de marzo de 2015, parecía que era un momento oportuno para intentar el autoempleo y ver cómo funciona este modo de operar, creemos que hay que que hacerlo mientras eres joven y tienes fuerzas. Queremos hacer algo nuestro y tomar nuestras propias decisiones y nuestros propios riesgos.

3.-¿Qué ayuda os ofrecieron en el Talud?

-El Talud es un lugar de trabajo con un ambiente positivo, todo el mundo está haciendo lo que realmente quiere y eso se nota. La gente que trabaja en El Talud siempre está atenta a cualquier necesidad que tengamos y eso lo valoramos muchísimo. También ha sido muy importante la orientación que nos han dado y los cursos.  Al principio cuesta un poco emprender, te sientes un poco solo ante el peligro y aquí estás más arropado.

4.-¿Que mejoraríais para ayudar a los emprendedores?

-Los impuestos y cuotas para autónomos en España están muy desequilibradas con respecto al resto de Europa, estar facturando y tener que pagar unas cuotas fijas que son altísimas, es algo que destruye los proyectos,  si no consigues facturar, lo lógico sería que no pagaras impuestos.